77- Juego de la chana en Villanueva
Por Miguel-A. Cibrián.

Juego de la chana en Villanueva de Odra (en las fiestas patronales de San Pedro de año 2012)... Foto de Rafael Alonso Motta

Sin haberlo dedicado un capítulo específico, tengo la sensación de haber tratado el tema del juego de la chana en este serial... Es este momento, mi intención es insertar en este historial sobre Villanueva un video de 11 minutos, alojado en "Youtube", titulado 'Juegos de la Chana en Villanueva de Odra'... La tal grabación corresponde a las fiestas patronales del año 2012... Y tengo un dilema: o buscar el sitio concreto donde hablé de la chana, e insertarlo allí... o, aun a riesgo de repetir parte de lo mismo, abrir un capítulo nuevo... Y la primera opción ha quedado descartada: Mi búsqueda no ha tenido éxito.

'Juegos de la Chana en Villanueva de Odra': (Vídeo alojado en YouTube):



Nadie me busque en el vídeo con su mirada entre los asistentes al acto. No estoy. Durante esos días de fiestas patronales no salgo de casa. El motivo se debe a asustarme con los cohetes frecuentemente lanzados por esas fechas. Si alguna vez, por ello, me he caído de la silla de ruedas, ahora no podría caerme por llevar cinturón... pero con la silla de baterías podría atropellar a alguien durante el segundo de "congelación de la sangre" que me produce el susto, a causa del imprevisto sonoro ruido del cohete. No parece que un atropello con silla pueda ser letal para nadie :-). Lo grave es que esta clase de sustos me deja fuera de juego... y un fuera de juego para todo el partido :-)

Imagino el juego de la chana, parodiado en el video, como una rememoración de tiempos antiguos. Era una costumbre de regiones rurales y agrícolas... no sólo de Castilla, sino también de otras aledañas... Y que pudiera haber tenido distintos nombres, dependiendo de comarcas. Y digo "haber tenido", porque, como puede suponerse, este juego ya ha pasado a la historia hace unos 50 años... coincidiendo con la despoblación rural y la llegada de los tractores.

Dudo de la existencia de alusiones escritas que pudieran facilitar fechas al respecto de cuando datan los orígenes del juego. Yo lo llamo "juegos ancestrales", tanto por la simpleza de sus reglas, como la de los elementos usados en el juego. Y es que puede suponerse que la chana fuera un juego casi tan antiguo como las piezas con que se jugaba: dos largos cuernos de vacuno, y varios "morrillos", o cantos rodados, redondeados, y ligeramente alargados y sin aristas.

Y por cierto, los cuernos empleados en el juego no eran como los que puede verse en el video. A primera vista, diría que los de la grabación, pertenecieron a un novillo bravo de los lidiados en plazas taurinas. El cuerno original era más largo, y tenía dos curvas. Eran de vacas de raza tudanca (véase la foto)... que eran las empleadas, como yunta, en las labores agrícolas... y, por tanto, superabundantes en épocas pasadas en Villanueva, antes de la llegada de los tractores de gas-oil (década de 1960-70).

Vaca tudanca... Fotografía extraída de Internet

Creo que aún existen algunas (muy pocas) ganaderías vacunas de raza tudanca en zonas de alta montaña de Cantabria. Es una vaca muy esclava que se adapta al clima y puede subsistir con la poca comida que pace en el campo escabroso de la alta montaña. Su único cometido sería dar una cría anual... con posterior destino a los cebaderos... pero, el hecho de ser una vaca bastante escuálida, hace que se esté cruzando con otras razas de mejores aptitudes cárnicas.

*****

En la enciclopedia Wikipedia se dan algunos datos interesantes respecto a la chana. No obstante, esta publicación se nutre de artículos de opinión personal, que pueden consultarse fácilmente.
Extractos de la enciclopedia Wikipedia:

"La chana es un juego o deporte tradicional español que con algunas variantes en el nombre o las normas se conserva en la alta Castilla, en especial en la provincia de Palencia.
El morrillo es un canto rodado o una piedra a la que se ha dado una forma cilíndrica y redondeada en los extremos. Éstos pueden estar labrados por los propios jugadores para dar una apariencia más trabajada. Habitualmente suele ser totalmente lisos, aunque algunos tienen una pequeña hendidura para apoyar el dedo pulgar y sujetar mejor el morrillo. Y tienen unas dimensiones muy variables. Su peso por tanto depende de sus dimensiones.
El otro elemento de juego son los cuernos. Habitualmente son dos astas de res vacuna, cuanto más grandes y retorcidas mejor... de unos 40 a 50 centímetros de largas.
Los cuernos se colocan uno enfrente de otro con las puntas dirigidas al lado contrario desde donde se efectúa el lanzamiento, ofreciendo el lomo del cuerno al tirador. La normal distancia entre los cuernos es de 21 pasos. Detrás de cada cuerno se colocan los jugadores que lanzan contra el cuerno contrario.
La puntuación se obtiene cada vez que se da con el morrillo al cuerno, siempre y cuando éste golpee en él antes de tocar el suelo"
.

*****

El juego consistía en poner los cuernos de pie ("pinados") en el suelo a cierta distancia uno del otro, y tirar a darlo desde un cuerno al opuesto... una vez por jugador... cada uno con su piedra (eran personales... cada cual tenía la suya).

El tanto solamente era válido cuando el canto lanzado, golpeaba el cuerno directamente, sin valer los derribos cuando el morrillo tocaba antes el suelo (en el video puede apreciarse una discusión sobre la validez de un determinado derribo).

A la chana jugaban exclusivamente hombres, siempre por equipos. Se jugaba con suma ilusión.... pulsado... apuntando bien... Tras lazar, el tirador gritaba: "¡Corta...!, ¡larga...!, ¡pasada...!". A veces, se retorcía, como queriendo enderezar su piedra en el aire, y gritaba: "¡Viesa...!" (¿oblicua?).

El único botín jugado, era grandes cantidades de vino, o de cerveza, tomadas, "a cañete", en porrones de cristal. Evidentemente, el líquido lo pagaban los perdedores de la partida.

Los espectadores (incluidas mujeres) tenían que permanecer a una distancia prudencial: Pudiera ser muy peligroso un golpe con un morrillo. Los niños teníamos paso prohibido por ciertas áreas. Siempre había algún infante atrevido que se saltaba las normas... Entonces, de inmediato, se llevaba varias broncas monumentales, al unísono, y a voz en grito.

Juego de la chana en Villanueva de Odra (en las fiestas patronales de San Pedro de año 2012)... Foto de Rafael Alonso Motta